Alternativas, soluciones y prácticas para una mayor seguridad corporativa

Por: Iván Hernández, IMT

Actualmente, la información y protección de datos e identidad, ha sido un factor primordial para las organizaciones en materia de ciberseguridad. Hablar de ello, generalmente se asocia a diferentes amenazas que se generan a través sistemas, redes, programas y aplicaciones; no obstante, también tiene que ver con las buenas prácticas a implementar para proteger la información, prevenir y detectar ataques cibernéticos, así como la implementación de herramientas que contribuyan a una mejora en la infraestructura y plataformas de detección y recuperación de datos.

Respecto al tema, OTRS Spotlight: Corporate Security en conjunto con la firma de estudios de mercado Pollfish realizaron un estudio en el que se entrevistaron a más de 500 empleados de equipos de seguridad de TI sobre el estado actual y el desarrollo de la seguridad cibernética en empresas mexicanas. En él se pudo observar que un 53% de los equipos de seguridad de nuestro país han registrado un aumento en incidentes de seguridad, de los cuales 34% reporta incluso, más incidentes que antes.

Desde hace varios años y, con la creciente aceleración tecnológica a causa de la pandemia por COVID-19, ha existido un aumento en la demanda por profesionales de TI que sean capaces de fortalecer y mantener segura una organización de constantes amenazas y ataques en materia de ciberseguridad; generando un gran desafío para muchas empresas que deben buscar soluciones innovadoras para conseguir, desarrollar y retener a los mejores talentos en su equipo de trabajo.

Aunque a nivel mundial, contratar personal adicional para el Centro Operativo de Seguridad se considera prioridad, o uno de los pilares fundamentales para el buen funcionamiento de una organización, en México, solo el 17% de las empresas afectadas por el incremento en incidentes han tomado la acción de aumentar su plantilla. Además del personal, los encuestados también consideraron importante invertir en software especializado, contar con una adecuada capacitación en seguridad para todo el equipo de trabajo y una mejor infraestructura que los respalde.

Al traducir esta encuesta en datos específicos, se pudo constatar que en México el 57% de las organizaciones han respondido con mayor frecuencia al tema de revisar y adaptar sus sistemas de TI en términos de actualizaciones, respaldos y protección en inicios de sesión, así como capacitar a todos sus empleados para que estén consientes de dichos problemas de seguridad. A pesar de ello, sólo el 28% ha adquirido el equipo necesario para monitorear, detectar y prevenir incidentes, al igual que contar con un plan de gestión de incidentes que pueda prevenir futuros ataques.

Bajo este contexto, podemos definir que la verdadera sustentabilidad de una empresa se centra en la inversión de las áreas que realmente importan, es necesario priorizar en objetivos a corto, mediano y largo plazo, capacitando al equipo de trabajo e incorporando las herramientas adecuadas para un mejor desempeño y productividad.